Esta web usa cookies que nos ayudan a proporcionarte la mejor experiencia de acuerdo a tus intereses. Para usar la web con total comodidad, por favor acepta recibir todos los cookies en nuestro portal. Política de cookies .

Aceptar

Usted está utilizando un navegador demasiado antiguo.

Con el fin de ofrecer la mejor experiencia a nuestros visitantes utilizamos técnicas de desarrollo web de vanguardia que requieren un navegador moderno. Para ver esta página, utilice Google Chrome, Mozilla Firefox o Internet Explorer 11 o superior

Eficiencia y ahorro se dan la mano en un chalet en La Sierra

Proyectos de Re_ferencia

El lujo de no gastar en vano

Autor: Redacción Re_Magazine - Tiempo de lectura: 3 min.

A poco más de tres kilómetros al sur de El Escorial, entre monte bajo, afloramientos de granito y pinares, descansa la urbanización Pinosol. Una vista desde el aire nos revela que se trata de un lugar en el que la vida debe de ser agradable. Bajo cada tejado hay una única vivienda y junto a cada vivienda una piscina. Alrededor, todo es césped. Cada casa en Pinosol es diferente de las demás, pero hasta ahora había al menos una característica común a todas: un consumo energético desorbitado. Gracias a la aerotermia, sin embargo, puede que el futuro de Pinosol sea bien distinto. 

Han participado en este proyecto

Criterios Passivhaus

Hay una nueva vivienda en Pinosol que ha roto con la tendencia de consumo sin freno, sin renunciar por ello al lujo y el confort. Se trata de una vivienda unifamiliar de 180 m2 construida en una finca de 1.050 m2, veinticinco de los cuales corresponden a la piscina climatizada. Todo el conjunto ha sido proyectado y levantado siguiendo los criterios PassivHaus, un estándar de construcción cuyos requerimientos de eficiencia lo convierten en la normativa más exigente hoy en día; tanto que este chalet en concreto presenta unos consumos de calefacción y ACS un 80% inferiores a los que tendría de haberse construido bajo criterios CTE.

Para ser PassivHaus, un edificio debe contar con un gran aislamiento térmico, un riguroso control de infiltraciones, y una máxima calidad del aire interior, además de estar orientada de manera que se aproveche la energía del sol para una mejor climatización. Pero siempre se puede ir más allá, y si a todo lo anterior le sumamos un sistema de climatización y ACS realmente eficiente y sostenible, el resultado es una vivienda de máximo confort y mínimo consumo.

chalet pinosol

El milagro del ahorro en el consumo

Para obrar el milagro de la reducción del 80% en el consumo energético, este chalet monta una bomba de calor Genia Air de 8 kW de Saunier Duval con regulación inteligente por Examaster. Esto es suficiente para dar servicio tanto a la calefacción y aire acondicionado de la vivienda como al ACS; y además, sobra para climatizar la piscina.

En cuanto al sistema de calefacción, a falta de uno, en este chalet encontramos dos, por exigencia de los propietarios. Por un lado, toda la superficie de la casa cuenta con suelo radiante; por el otro, varias baterías de agua integradas en los falsos techos calientan o enfrían el aire que circula por el circuito de ventilación. Está claro que, por muy frías que puedan ser las temperaturas en la Sierra de Madrid, y lo son, los usuarios de esta vivienda difícilmente van a pasar frío. Por cierto, además de dual, este sistema es multizona, es decir que permite regular las temperaturas de cada estancia por separado.

Merece la pena destacar que la vivienda incorpora en el sistema de recuperación de calor un mecanismo de filtrado del aire. Y es que si hay algo que los diseñadores de la vivienda (100x100 madera) querían lograr (y que es un requisito del estándar PassivHaus) era que esta fuera una casa realmente saludable para las personas que fueran a vivir en ella. Por eso, entre otras cosas, también se ha tenido en cuenta el uso de materiales libres de COVs (cuerpos orgánicos volátiles), formaldehídos, disolventes, etc., así como la utilización de materiales naturales y reciclados que hacen que la calidad de aire interior sea insuperable.

En definitiva, la de Pinosol es una vivienda de lujo. Pero de un lujo distinto al de las viviendas que la rodean, uno basado a partes iguales en el confort y en la eficiencia.